La Unidad de Montes ocupará un edificio bioclimático integrado en el entorno del Ebro.

(03/06/2006).- 2 de junio de 2006, 14h00

Zaragoza.- La Unidad de Montes del Ayuntamiento ocupará un edificio bioclimático integrado en el entorno del río Ebro

ZARAGOZA, 2 (EUROPA PRESS)

La Unidad de Montes del Ayuntamiento de Zaragoza ocupará un nuevo edificio en el entorno del río Ebro, que se construirá aprovechando los recursos naturales, siguiendo criterios bioclimáticos, de eficiencia energética y utilizando materiales reciclados y reciclables.

El presupuesto total con el que se ha contado para su construcción asciende a 2.470.000 euros, y el plazo de ejecución de las obras será de 15 meses. El inmueble se levantará en el mismo lugar que las actuales instalaciones, en el paseo Echegaray y Caballero junto al puente de La Almozara, y se integrará perfectamente en el entorno de esa zona de la ciudad. Contará con una superficie total de 1.800 metros cuadrados.

La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Campos, explicó esta mañana en la rueda de prensa de presentación el proyecto, que el objetivo es el de «contar con un edificio que se encuentre en mejores condiciones que el que hay actualmente». Campos indicó que se trata de «hacer un diseño de edificio sostenible bioclimáticamente» y que tenga «todas las prescripciones medioambientales».
Queremos que el edificio sea de referencia en un área importante junto al río», indicó Lola Campos, «compatibilizándolo con el plan de riberas, al que viene a enriquecer, y en conexión con el Centro de Documentación del Agua», así como con «conexiones con toda la ciudad».

El edificio constará de dos plantas para aprovechar el desnivel del terreno en el que se encuentra, de cinco metros entre el paseo Echegaray y el parque de Ribera, y convertirlo en una pieza más del diseño.
Dentro de la concepción paisajística del edificio, la cubierta es una pieza fundamental. Con una superficie de unos 800 metros cuadrados, se estructurará como una plaza con espacios ajardinados a distintos niveles, pero relacionados entre sí mediante una suave pendiente y un graderío aterrazado, y, además, será transitable.

El arquitecto Jaime Magén, autor del proyecto, señaló que «la cubierta verde se crea como nuevo espacio público», que se pretende sirva «para ser vivido». Además, indicó que el «emplazamiento del edificio tiene un valor especial a nivel urbano y paisajístico como lugar de encuentro al final del paseo Echegaray con la plaza Europa».
La cubierta también será fundamental en la tarea de ahorro de energía. Por un lado captará recursos –agua en la zona ajardinada, calor en los colectores solares y electricidad en los paneles fotovoltaicos– y, por otro, se regirá, al igual que el resto del edificio, por criterios de sostenibilidad.

En este sentido, los materiales que se utilizarán en todas las dependencias aprovechan al máximo los recursos naturales, de ahí que se coloquen lamas y vidrios de protección solar, materiales reciclables, maderas con certificados FSG, sistemas de ahorro pasivo gracias al correcto aislamiento térmico del edificio, ventilación natural cruzada y sistemas de ahorro en el consumo de agua.

Por su parte, el concejal de Equipamientos del Ayuntamiento de Zaragoza, Agustín Martín, indicó que se trata de un «edificio singular en las cercanías de la Expo», que «parece un barco varado en la ribera el Ebro». También apuntó que será «una de las obras previas a la Expo».

El acceso principal al edificio se realizará a través de un porche situado en la planta superior, la que se encuentra al nivel del paseo de Echegaray. Las oficinas, espacios administrativos de la Unidad de Montes y un Aula Medioambiental de 142 metros cuadrados se distribuirán en esta zona. En el Aula se celebrarán exposiciones, conferencias, reuniones y demás actividades que complementarán y conectarán con la labor que se desarrolla en el Centro de Documentación del Agua y del Medio Ambiente.
La planta inferior del edificio, a la que se llega desde el parque de Ribera, albergará los garajes, talleres, vestuarios y diversos espacios para los brigadas. También se concibe como una prolongación del paisaje que rodea al edificio, de ahí que se diseñe como un basamento macizo de cinco metros similar al existente bajo la plaza de Europa. El contraste entre este espacio robusto y de naturaleza pesada contrastará con la planta superior en la que los paños de vidrio y madera serán seña de identidad y de integración con el entorno.

El nuevo edificio, diseñado según criterios bioclimáticos y de eficiencia energética, será la sede de la Unidad de Montes, en la que desempeñan sus labores cerca de 50 personas.

Environmental Unit Headquarters will occupy a bioclimatic building in the surroundings of the river Ebro (Europa Press)

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter