Modernidad y materia local: Fisac en Canfranc, Huesca (1959-1969)

imagen1

«Los proyectos en el paisaje pirenaico de Canfranc, realizados entre 1959 y 1969, constituyeron para Fisac una oportunidad de llevar a la práctica las experiencias vitales y profesionales acumuladas hasta esos momentos, y constituyen un manifiesto construido de algunas cuestiones clave de su aproximación al proyecto, desde la integración del edificio en su entorno hasta la humanización de la arquitectura en el tratamiento de la luz, la escala y los aspectos materiales. Esta doble atención -a la empatía con el lugar y a la experiencia del habitante-, puede entenderse como una ampliación o aclimatación del racionalismo más estricto, que, precisamente por ignorar estos aspectos, fue criticado por el propio Fisac. Para él, entender que la arquitectura está enraizada en un lugar, un clima y unas tradiciones era prácticamente un rasgo autobiográfico, debido a una doble influencia. En primer lugar, la que procede de las vivencias en su paisaje natal de La Mancha, cargado de resonancias horizontales, luz blanca y silencio. (…) En segundo lugar, la que se deriva de las experiencias acumuladas en los numerosos viajes que realiza. Entre otros, los destinos visitados por Fisac, antes o durante el periodo que abarca el presente estudio (1959-1969): Suiza, Francia, Suecia, Dinamarca y Holanda (1949), Alemania (1951), Extremo Oriente (1953), Suiza y Viena (1954), Viaje alrededor del mundo (Israel, Japón, Chicago, Los Angeles…, 1955), Nueva York y México (1962), Moscú, Leningrado y Berlín (1967), Irlanda y Gran Bretaña (1968).(…)»

Jaime Magén, TFM (extracto de la introducción), Diciembre 2013. Calificación: Sobresaliente.

Máster en Teoría e Historia de la Arquitectura (MTH), Escuela Técnica de Arquitectura de la Universidad de Navarra

Comparte esta entrada:

Share on facebook
Share on twitter